reparacion calentadores

Mantenimiento en electrodomésticos de gama Blanca.

No debe dudar en recurrir a los mejores profesionales para realizar las revisiones de sus electrodomésticos de forma periódica.

Además de los electrodomésticos más utilizados es necesario revisar las calderas, calentadores y termos cada año, aunque por normativa se diga que es cada cuatro, realizarlas cada año nos asegura el buen funcionamiento de caldera, calentador o termo y nos  ahorrar averías  a largo plazo. Algunos electrodomésticos como las calderas, calentadores, cocinas y hornos pueden funcionar con gas, por lo que la revisión debe ser realizada por una empresa de reparacion calderas con técnicos acreditados y cualificados para trabajar con gas. Una mala revisión o un mal funcionamiento pueden acabar en fatales consecuencias.

Por normativa no es necesaria la revisión de electrodomésticos puramente eléctricos aunque su correcto mantenimiento puede alargar considerablemente la vida del electrodoméstico y ahorrarnos costes en la reparacion electrodomesticos.

Lavadora: El mantenimiento de lavadora es muy sencillo, es suficiente con mantener los filtros y los diferentes compartimentos para el jabón y detergentes, limpio después de cada lavado. Cada cierto tiempo está bien comprobar el buen estado de las mangueras de entrada y salida de agua, que no estén retorcidas, picadas o deformadas. Y si nos vamos de vacaciones desenchufarla de la corriente eléctrica a fin de evitar averías por picos en la tensión.

Frigorífico: Este puede ser el electrodoméstico de gama blanca que mas cuidados necesita sin que lo regule una normativa.  Dejar el espacio suficiente con las paredes y muebles ayuda a su ventilación, no debe dejar que se forme escarcha en su interior. Y en la parte exterior posterior es necesaria una limpieza adecuada con un trapo húmedo de las rejillas del motor y de la ventilación.

Lavavajillas: El lavavajillas es si cabe más fácil de mantener que la lavadora, ya que en los lavavajillas modernos los filtros se limpian solos, en los más antiguos  basta con limpiarlos cada dos meses o menos, aparte de esto con revisar el estado de las gomas y que  no queden restos en el interior es suficiente.

Secadora: En las secadoras basta con mantener limpio el tambor y revisar los filtros.

Hornos y microondas: Estos electrodomésticos tienen los mismos cuidados, simplemente hay que mantener el interior limpio y tener cuidado de limpiar las resistencias cada cierto tiempo.

Vitrocerámica: Evita que se produzcan cambios bruscos de temperatura al colocar las cacerolas frías sobre la placa caliente y utiliza productos adecuados para su limpieza.

Los calentadores, usos en verano y en invierno

Los calentadores son electrodomésticos destinados a calentar agua caliente sanitaria, pero no necesitamos la misma cantidad de agua caliente, ni a la misma temperatura, en invierno y en verano. La mayoría de los calentadores a gas o eléctricos poseen sistemas para regular la temperatura de salida del agua. En invierno es normal tener esta temperatura un poco más alta que en verano, pues en invierno nos damos duchas y nos lavamos las manos y la cara con agua más caliente. Por lo que lo normal es tener configurado el calentador para que el agua salga a una temperatura de entres 55 y 65 grados, aunque por defecto en los calentadores viene a unos 75. En verano con ajustar el calentador a unos 45 grados es más que suficiente. Por cada grado que baje la temperatura del agua en su calentador estará ahorrando entre un 2% y un 5% de energía eléctrica y gas.

No todos los calentadores tienen este regulador a la vista, hay algunos en los que el regulador viene en el interior del calentador y es necesaria la intervención de un técnico especializado en la reparacion calentadores para poder regularlo de forma segura.

Si está buscando cambiar su calentador busque uno con el regulador accesible para el usuario le reportará grandes ahorros a largo plazo si lo configura de forma adecuada en cada momento del año.

Una empresa de reparacion calderas Madrid puede ayudarle a encontrar el calentador que necesita o puede regularle el calentador mientras le hace el mantenimiento y la limpieza que deben realizarse de una forma más o menos habitual.

Contacte con los profesionales del sector para más información y no deje que un pequeño incremento en el precio inicial de su instalación le prive de un ahorro muy significativo a largo plazo.