problemas con nanotecnologias

Las nanotecnologías y sus riesgos

El día de hoy ya se están utilizando nanopartículas en una extensa pluralidad de productos comerciales, desde raquetas de tenis a productos cosméticos, ¡desde licencias para el material a escala macro!
reparacion frigorificosConforme ciertas fuentes más de un par de millones de trabajadores y trabajadoras, en dos mil seis, estaban expuestos laboralmente a nanopartículas. No resulta exagerado charlar, como hace la UNESCO, de una “carrera cara la comercialización” de aplicaciones.
Se trata de una plataforma tecnológica (en ocasiones se charla asimismo de “tecnologías invasivas”) que puede trastocar el desarrollo no solo de uno, sino más bien de todos y cada uno de los primordiales ámbitos industriales. El Centro por la Nanotecnología Responsable (Center for Responsible Nanotechnology) señaló en un informe en dos mil seis que el desarrollo de las nanotecnologías puede ser “equiparable tal vez a la Revolución Industrial – mas comprimido en varios años.” En el mundo de reparacion frigorificos hay que tener especial atención a lo que se manipula.
Andrew Maynard, a principios de dos mil seis, estimaba que de los nueve mil millones de dólares americanos que se gastan anualmente en el planeta en I+D nanotecnológica, apenas entre quince y cuarenta millones se destina a investigación sobre peligros. Es decir: solo un dólar de cada trescientos, más o menos, se destina a investigar los peligros de las nanotecnologías. Hace falta acrecentar la investigación sobre seguridad, toxicidad, peligros ambientales, efectos sobre la salud, inconvenientes éticos y también impactos sociopolíticos de las nanotecnologías.
Hoy en día, la sociedad no está dispuesta para una revolución tecnológica de semejante extensión. “Los códigos de conducta voluntarios [como el que ha aprobado la Comisión Europea en el mes de febrero de 2008: C(dos mil ocho) cuatrocientos veinticuatro final] no son la solución en un área tan discutida y sensible [como es la aplicación de nanotecnología a alimentos]. La carencia de ambición que se oculta tras estas medidas son patentes”, ha señalado últimamente un portavoz del BEUC (Organización de Usuarios y Usuarios de la Unión Europea). También, una alianza internacional de cuarenta y cuatro organizaciones sindicales, ambientales y de salud y normativas públicas –incluidas la UITA, CSI y de EE.UU. la AFL-CIO, BCTGM y United Steelworkers- ha lanzado un esencial llamamiento en pro de una regulación extensa y enérgica en todos y cada uno de los niveles de la nanotecnología y sus productos.
La experiencia del pasado – con las oleadas de innovación química, nuclear, microelectrónica y biotecnológica- señala que el instante para intentar encaminar el desarrollo de la nanotecnología – con un extenso discute social y el desarrollo de normativa concreta basada en el principio de cautela- es ahora. Y “ahora” desea decir: ya antes de entregar el salto desde los laboratorios a la producción masiva.

“Cada diez años aproximadamente” -advierten Hope Shand y Kathy Jo Wetter – “se nos bombardea con noticias sobre las maravillas de una nueva tecnología que promete ser la solución terminante a todos y cada uno de los males de la sociedad. Una vida mejor merced a la química. Energía tan económica que no merecerá la pena instalar contadores. Cultivos manipulados genéticamente para calmar el apetito. La nanotecnología – la manipulación de la materia a escala atómica y molecular – es el último de estos milagros tecnológicos, y sus promotores prometen la revolución industrial más esencial y más verde de la historia.”
En la nanoescala – entre uno y 100 nanómetros – la materia adquiere nuevas propiedades: aparecen efectos cuánticos, la termodinámica se altera, la reactividad química se altera, la superficie gana relevancia cuanto más pequeño se hace el material…
Mas eso desea decir que nos adentramos en nuevos territorios – asimismo en lo que a peligros se refiere-. Las propiedades de estas novedosas nanopartículas y nanoestructuras son aún, en una gran parte, ignotas. Ahora bien, se conjetura que con ciertas de estas propiedades (por ejemplo: superficie enormemente reactiva de los nanomateriales; su habilidad para atravesar membranas) podría vincularse un grado potencialmente elevado de toxicidad. La práctica de reparacion aire acondicionado, debe de realizarse con las medidas necesarias para no correr riesgos innecesarios.
Hay razones para intranquilizarse, por el hecho de que la investigación se centra en “tomar diferentes géneros de nanoestructuras en las que la naturaleza no ha pensado, ponerlas juntas en distintas formas de forma que podamos hacer cosas que la naturaleza no ha hecho, y, particularmente, hacer cosas que sean más robustas que los sistemas naturales” .
Y además, alén de los peligros sanitarios y medioambientales se proponen complicadas cuestiones ético-políticas, como:
Los efectos sobre la división social y también internacional del trabajo
Las tendencias a la privatización del conocimiento (patentes y otras formas de protección de la propiedad intelectual)
El misterio y la opacidad en la era de la “guerra global contra el terrorismo” (Bush jr. dixit)
Las aplicaciones militares
El futuro de la naturaleza humana (“trans-humanismo”)…
La brecha científico-técnica entre Norte y Sur

Advertisements