trabajo nocturno

Trabajos a turnos o nocturnos

En el caso de inevitable necesidad del trabajo a turnos las reivindicaciones deberían apuntar, no a la obtención de primas sino más bien al establecimiento de medidas precautorias, mejora de las condiciones de trabajo y vigilancia de la salud. En muchas profesiones, como por ejemplo en la mía de reparacion electrodomesticos, en ocasiones se generan episodios de estres debidos al trabajo.
Ejemplos de medidas precautorias y mejoras en las condiciones de trabajo:
Incremento de las pausas y tiempos de reposo (Recomendación ciento setenta y ocho OIT, art. siete. )trabajo nocturno
Vacaciones suplementarias para el personal a turnos.
Establecer pausas para ingestión de comidas calientes. No menos de cuarenta y cinco minutos (Recomendación ciento setenta y ocho OIT, art. siete.).
Establecer restricciones de edad para acceder al trabajo a turnos. (Por servirnos de un ejemplo, desaconsejándolo a los menores de veinte años y mayores de cuarenta y cinco o bien estableciendo los mecanismos oportunos a fin de que los trabajadores/as en esas edades no deban trabajar a turnos si no lo desean).
Establecimiento de un límite de tiempo para trabajar a turnos (por poner un ejemplo, quince años como máximo) (Recomendación ciento setenta y ocho, art. veintitres.).
Establecer un factor reductor de jubilación para los que hubiesen trabajado a turnos (por poner un ejemplo, cero con veinticinco al año) (Recomendación ciento setenta y ocho OIT, art. veinticuatro.).
Prosperar las condiciones generales del trabajador/a a turnos.
No trabajar jamás por la noche a solas.
Demandar menores tasas de desempeño al trabajador/a nocturno.
Eludir los turnos dobles, asegurando el relevo (Recomendación ciento setenta y ocho OIT, art. seis. / ET, art. treinta y cuatro. / Acuerdo ciento setenta y uno OIT, art. cuatro.).
Calendario de turnos pactado y conocido con suficiente antelación para organizar la vida social.
Posibilidad de flexibilizar la asignación a turnos a fin de que los propios trabajadores acuerden entre sí intercambios de turno.

Profesiones como fontaneros urgentes o electricistas urgentes, son profesiones bastante duras en turnos de nocturnidad, trabajos que generan un estrés superior a otros puestos.
Prevención
Frente al trabajo a turnos es preciso estimar 2 cuestiones básicas: si es verdaderamente preciso y en caso afirmativo, de qué forma estructurarlo para atenuar sus efectos.
Como factor prioritario y bajo un prisma legal, reducir el trabajo a turnos y primordialmente el nocturno a la mínima expresión posible y a aquellos campos de carácter público que lo hagan indispensable (bomberos, policía, sanidad, etcétera)(Recomendación OIT n.º ciento setenta y uno, art. veintisiete).

Establecer cauces de participación para la ordenación de la jornada laboral entre todas y cada una de las partes perjudicadas (Acuerdo OIT n.º ciento setenta y uno, art. diez. / Estatuto de los Trabajadores, art. cuarenta y uno.).
Si bien se sabe que el trabajo a turnos y nocturnos es negativo para la salud, este sistema de trabajo se está propagando a nuevos campos productivos, no por motivos sociales ni por necesidades tecnológicas, sino más bien esencialmente por lograr un mayor beneficio y una amortización veloz de las inversiones. Los intereses de tipo económico predominan, de nuevo, sobre el bienestar de las personas.
Las consecuencias del trabajo a turnos sobre la salud y el bienestar:
Trastornos gastrointestinales.
Trastornos inquietos.
Pérdida del hambre.
Perturbaciones en el sueño.
Mayor gravedad de los accidentes.
Empobrecimiento de las relaciones sociales y familiares.
Pérdida de amistades.
Insatisfacción personal en el trabajo.
Aumenta el número de accidentes de trabajo.
Sobre la actividad laboral:
Incremento del número de fallos.
Reducción del desempeño.
Complejidad para gozar del ocio.
Minoración de la capacidad de control.
Absentismo.